Informaciones

El constante incremento del comercio marítimo a través de las rutas de navegación, ejercicios militares submarinos, tareas de exploración y la actividad industrial desarrollada en las cercanías de la costa, acompañadas de la falta de una regulación que permita medir y determinar la influencia de los ruidos emanados por los buques y artefactos navales en la vida marina, ocasionan daños irreversibles al ecosistema submarino (Merchant, Pirotta, Barton, Thompson, 2014). Mamíferos marinos, peces y en general todo el ecosistema submarino se ha visto afectado por el constante aumento del ruido producto de las actividades antropogénicas en el océano. Esto ha generado un impacto grave en su comportamiento, capacidad de alimentarse, hábitos reproductivos, trastornos y daños a sus sistemas de ecolocalización y orientación (M. André et al, 2011). En los casos más graves puede producir la muerte del individuo por daño traumático en sus cavidades nasales y auditivas (Rako-Gospić, Picciulin, 2019).

Diferentes fuentes de ruido antropogénicas

La huella acústica de un buque se caracteriza por la conformación de fuentes de ruido que provienen de diferentes partes ya sea desde el interior o exterior de la nave. De acuerdo a Fischer (2007) hay tres maneras por las cuales se transmite el ruido entre la fuente que lo origina y el medio. La primera, la cual es la más importante para el ruido submarino, es a través de la estructura la cual se transmite por medio de las bases, tuberías y sistemas de acoplamiento entre las cañerías. La segunda vía es por medio del ruido aéreo el cual afecta principalmente a las personas, siendo de menor influencia su propagación a través del casco de la nave. Por su parte, el ruido transmitido por medio de la chimenea del buque es la tercera fuente más importante de propagación sobre la superficie del océano.

La habilidad y capacidad de determinar las condiciones de propagación durante un evento determinado depende del grado de conocimiento de las variables físicas que afectan al comportamiento del rayo sonoro, el cual no se propaga de manera recta pero puede presentar algunas curvas generalmente asociadas a la gradiente de celeridad, período o estaciones del año, pudiendo mostrar grandes cambios durante el transcurso del día, especialmente en aguas someras. El perfil de celeridad versus profundidad puede influir fuertemente sobre las mediciones de ruido submarino siendo este efecto claramente visible a grandes distancias, especialmente cuando se enfoca en la determinación del rendimiento de los sistemas de sonares o cadenas de medición acústica.

Regiones de un perfil de celeridad típico